Vida de Galileo

Recomendada para religiosos razonables, científicos chiflados y para frikis aficionados a Big Bang Theory


El paralelismo entre las vidas de Galileo y Brecht inicia la representación de esta obra escrita por el segundo en 1939. Personaje y autor se funden para hacernos ver tanto las coincidencias entre los problemas a los que ambos se enfrentaron, y la incomprensión que recibieron en su época,  como los paralelismos con la actualidad. En la piel de ambos personajes, Ramón Fontsere, con una gran interpretación, limpia y cercana.vida de galielo

El Teatro Valle-Inclán del Centro Dramático Nacional, acoge esta versión de Vida de Galileo, dirigida por Ernesto Caballero, también director de la propia institución. Nos cuenta la historia del científico italiano que demostró que la Tierra gira alrededor del sol, y no al revés, contradiciendo a la doctrina de la Iglesia. Las reticencias del clero y de la sociedad de la época para ver lo Galileo ponía delante de sus ojos muestran la impotencia, injusticias y problemas que este genio vivió. Y también muestra cómo finalmente renuncia a todas sus teorías. Si lo hace para sobrevivir o para seguir investigando,  clsiaudica o gana la batalla, son reflexiones que quedan abiertas para la reflexión de cada uno. Y entre tanto, Brecht vuelve a aparecer, interrumpiendo, dando aire a las escena.

Nos encontramos ante un gran montaje con 14 actores y un importante despliegue técnico y artístico. Desde el escenario circular, de Paco Azorín, que gira mostrando la rotación de la tierra e introduce al público en la obra, hasta la luz, que de nuevo fomenta la interactuación con el espectador.  Todos los elementos visuales sobre el escenario profundizan en este sentido. Los videos, las representaciones del fuego, el vestuario, todo son representaciones simbólicas de la vida, el movimiento y el paso del tiempo. Una danza de elementos en principio inconexos que conforman un todo sólido que engancha. Dos horas y cuarto que no decaen y tienen al público conquistado.

Además de la de Fontsere, caben también destacar las interpretaciones de Tamar Novas, como Andrea, el aprendiz, y Alfonso Torregrosa, como Sagredo y como Barberini. Impresionante también la representación de la tortura que vemos en el centro del escenario que gira. Un trabajo breve pero intenso de danza y representación.

En definitiva, una obra impresionante, grande, atractiva y apasionante. Un canto a la educación, a la formación y a difusión del conocimiento. “Las opiniones se pueden cambiar, pero es mucho más difícil cambiar las creencias. Las creencias no se abandonan así como así  por muchas  pruebas que haya. Hay toda una superestructura diseñada para justificarse que se auto justifica y que fabrica sus razones. Tiene un argumentario frente a la realidad, y la realidad que no se ajusta a sus postulados cuenta poco”, explica Caballero.

Vida de galileo se puede ver en el Teatro Valle-Inclán del CDN del 29 de enero al 20 de marzo de 2016.

Mi puntuación 4/5

4estrellas

Estela Cayón

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s