Incendios

Recomendada para amantes de las tragedias clásicas y las más rebuscadas intrigas familiares


Nuria Espert recibió ayer el premio Princesa de Asturias de las Artes como reconocimiento a toda su trayectoria y su dilatada carrera en el mundo del teatro. Y no podía ser en mejor momento. Tras un pasado curso teatral formidable que le llevó de nuevo a interpretar al Rey Lear a las órdenes de Lluis Pasqual, Espert ha comenzado esta nueva temporada arrasando con Incendios, la obra sobre el texto de Wajdi Mouawad dirigida por Mario Gas que puede verse en el Teatro de la Abadía hasta el 30 de octubre.

Incedios es una obra universal, con todos los componentes clásicos de las tragedias griegas, y a la vez es muy actual en temática, usos y estilos. El texto de Mouawad, libanés afincado en Canadá y actual dincendios-2irector del Teatro de la Colina de París, es una herida abierta que nos muestra los recovecos de las relaciones familiares, lo peor de las guerras, la perversión de las personas y cuestiona sobre la capacidad de perdonar. También incide en el espíritu de supervivencia que todos llevamos instaurado en nuestro ADN y en cómo hasta los mayores horrores son muchas veces superados, olvidados o, al menos, ocultados.

El montaje dirigido por Mario Gas nos presenta a Nawal, una mujer de procedencia libanesa -deducimos- que acaba de morir en algún país del llamado “occidente” tras estar 5 años en silencio voluntariamente y sin explicación aparente. También a sus hijos gemelos, que se encuentran con una herencia llena de misterio. Si quieren conocer el contenido de todo lo que su madre les lega, deben buscar a su padre y a su hermano, dos personas cuya existencia ambos desconocían. La escenografía, de Carl Fillion, la iluminación, de Felipe Ramos, y la videoescena, del siempre tan acertado Álvaro Luna, apoyan y engrandecen una historia que va desde la infancia de la protagonista a su juventud y madurez, de la aldea, al desierto o la sede de la ONU en Nueva York, entre otros.

 

Además de la familia y sus oscuros lazos, Incendios también habla de la amistad, de la guerra y de la vida o, mejor dicho, del ánimo por vivir. Desde un lenguaje y planteamiento universales, Nawal muestra cómo para vivir el presente es necesario entender y conocer el pasado. Muchas escenas recuerdan episodios de nuestra historia más cercana, como el franquismo y la memoria histórica, y de la actualidad más inmediata, como las migraciones forzadas o los campos de refugiados que llenan a diario el contenido de los telediarios.

Si hay algo que destacar y que el público aplaude al terminar la obra es, sin duda, la gran labor de interpretación que realizan todos los actores y actrices de Incendios. Laia Marul, como Nawal joven, Ramón Barea, Alex García, Carlota Olcina, Edu Soto, Alberto Iglesias y Lucía Barrado transmiten toda la fuerza y la intención del texto original. Y, por supuesto, Nuria Espert que con su estilo sobrio y profundo hace que el público se remueva por dentro.

Las entradas para ver Incendios en Madrid hasta el 30 de octubre están ya agotadas desde hace semanas. La crítica se ha volcado con la obra y el público ha respondido con entusiasmo. Sin embargo, habrá más oportunidades para ver este montaje. Incendios estará de gira por diversas ciudades españolas desde el 11 de noviembre y volverá a la capital del 21 de junio al 16 de julio de 2017. Las entradas ya están disponibles. No se lo pierdan.

Mi puntuación 5/5

5estrellas

Estela Cayón

 

Kiki el amor se hace. 2×1 (Película y Microteatro)

Recomendada si te gusta el sexo, si no tienes tapujos de ningún tipo o si te ponen las plantas.


Kiki_el_amor_se_hace-949639720-large

Kiki, una película “escrita” y dirigida por Paco León.

Decimos escrita entre comillas porque los actores no tenían guión. ¿Alguien lo ha notado?

Kiki en tres palabras es : jugosa, desprejuiciada y luminosa.

Es un film coral donde destacan por encima del resto Candela Peña, Alexandra Jiménez y Belén Cuesta. No quiere decir que el resto esté mal pero ellas se comen la pantalla de una manera bestial. También puede que sus personajes sean mas agradecidos porque la ‘ferianta’ Candela, que se pone cachonda viendo llorar a su marido, o la camarera de un local de sexo y lesbiana Belén cuya frase “Madrid no es moderno” como hit dela peli, se salen.

Mucho se ha escrito sobre que es una película de encargo, un remake. La película original que habla de las filias de varias personas es un poco mas sórdida o incluso turbia pero Kiki, seguramente por el toque Paco León, es una película optimista, luminosa, no tiene para nada sordidez e incluso hay un aporte didáctico con todo el tema de las filias sexuales.

Por ponerle un pero, quizá algunas de las tramas les falta un giro de tuerca más o algo más de desarrollo como a la de Belén Paco y Anna. También la trama de Alex y Natalia es demasiado naif y ellos pese a ser unos grandes actores podían haber dado un poquitín más de sí mismos.

Pero como la película nos ha encantado os dejamos el trailer par que disfrutéis de un trozo de una de las mejores bandas sonoras de cine del año. Sí, la BSO es un 10 con temazos como Fuego, Enamorada o Foto pa tí. ¡No dejéis de escucharla!

Mi puntuación 4/5

4estrellas


¿Pensabais que había terminado? Pues no. A raíz de la película, Paco León y una de sus actrices, Maite Sandoval, han creado una pieza exclusiva de Microteatro basado en uno de los mejores personajes de la película. La madre de la traficanta de bragas.

 

Recomendada si no tienes claustrofobia (el espacio micro es muy pequeño) si tu hija adolescente hace cosas raras o si te pones cachondo con la ropa de otra gente.


1

Maite Sandoval le pone cara a esta madre coraje cuya hija vende bragas usadas a hombres con esa filia sexual.

Premisa ya vista en la tercera temporada de ‘Orange is the new black’, en esta situación sin embargo nos hace plantearnos seriamente ese negocio. ¿De verdad se gana tanta pasta?

La obra de 15 minutos es una continuación del personaje que vemos en esa magnífica escena de la película. Sin desvelaros mucho, comentaré que la madre habla con la hija y que luego cuenta secretos bizarros de su relación además de interactuar un poco con el público.

No quiero contar más porque es tan corta que desvelaría todo. Pero si diré que es totalmente recomendable ir a verla por el trabajo de esta gran mujer que lo da todo  a un metro de su público y con la que no paras de reír.

 

Mi puntuación 4/5

4estrellas

 

Esther Castro.