Arte

Recomendada para marchantes, culturetas y grupos de amigos cuya relación se esté tambaleando


Arte’, de Jasmina Reza, es ya una de las comedias contemporáneas más representadas en todo el mundo. Desde hace unos días y hasta el 7 de enero puede verse en el Teatro Pavón Kamikaze de Madrid en una versión dirigida por Miguel del Arco. El debate y la parte cómica del asunto vienen dadas por dos cuestiones difíciles de resolver: el sentido del arte y el sentido de la amistad. Tres amigos que se conocen desde el instituto van a poner a prueba su relación cuando uno de ellos compra una obra de arte que le supone un importante desembolso y consiste en un gran lienzo en blanco.

¿A qué llamamos obra de arte? El arte contemporáneo, que ha ido desprendiéndose de todo corsé y academicismo, es en muchas ocasiones incomprendido por el gran público. Aun así, cuadros que para unos son “una tomadura de pelo” suponen para otros una experiencia estética sublime o una gran revelación. Y la parte graciosa de este asunto radica en confrontar los diferentes puntos de vista. En ‘Arte’ están todos ellos, personificados en Sergio, interpretado por Cristóbal Suárez y que adquiere esa valiosísima obra de arte, y Marcos, papel desempeñado por Roberto Álamo, que no puede creer cómo su amigo se ha gastado dinero en ella. Los chistes fáciles se mezclan con un humor algo más sutil y las carcajadas están aseguradas.

La amistad, que suele resentirse con el paso del tiempo, con las rutinas y las obligaciones, muchas veces no resiste el distanciamiento que algo tan insignificante como la compra de un cuadro puede hacer aparecer. Dos realidades y verdades totalmente distintas son en ocasiones difíciles de reconciliar. Sin duda, otro gran punto vertebral de la obra es la importancia o no de la sinceridad, entre amigos, con la pareja o con la familia. En estos casos en los que uno no se pone de acuerdo con el otro, ¿qué pesa más, la sinceridad o la amistad?

Arte20_photo_vaness_rabade-630x300.jpg

La versión de ‘Arte’ que puede verse estos días en el Teatro Pavón Kamikaze destaca por las buenas interpretaciones de los 3 protagonistas. Aunque Roberto Álamo y Cristóbal Suárez están muy bien en sus respectivos papeles, sin duda deslumbra el trabajo que desempeña Jorge Usón como Iván, a modo de bufón, que sin duda aporta los momentos más graciosos y despliega todo su saber hacer en aquellos más dramáticos.

La escenografía de Alessio Meloni, minimalista, se compone de 4 o 5 elementos simples que el juego de luces de Pau Fullana y el movimiento coreográfico de los personajes va llenando completamente. Y por ello la puesta en escena es también otro punto fuerte de este montaje.

En definitiva, lo que nos enseña esta obra es que todo depende de la subjetividad de cada uno. La realidad no existe, sino que hay múltiples interpretaciones válidas y, tanto en la amistad como en el arte, tan importante es el ojo del que mira como su entorno. Si quieres reírse o analizar sus relaciones personales, están ante una opción más que recomendable.

Mi puntuación 3/5

3estrellas

Estela Cayón

Anuncios